Compartir en:

El escrutinio provisorio marcó que solo dos fuerzas lograron superar el piso necesario de votos para repartirse las doce bancas del Concejo Deliberante que se pusieron en juego en las elecciones. Si se confirman estos datos en el recuento definitivo, el 55,5% le permitirá al Frente de Todos incorporar siete concejales y el 34,7% habilitará a Juntos por el Cambio a sumar los cinco restantes.

De esta manera, el cuerpo deliberativo local quedará conformado a partir de diciembre con tres armados fuertes: el oficialismo, el massismo y el macrismo, lo que seguramente obligará al intendente Julio Zamora a tejer acuerdos para hacer avanzar sus iniciativas legislativas.

El bloque alineado con el jefe comunal reelecto estará integrado por nueve concejales: continúan con dos años más de mandato Alejandra Nardi, Gisella Zamora, Daniel Gambino y Luis Samyn Ducó, al igual que los provenientes de Unidad Ciudadana Lucas Gianella (Kolina), Gladys Pollán (Agrupación Lealtad) y Javier Parbst (Agrupación Peronismo 26 de Julio), a los que se sumarán Rodrigo Molinos y Florencia Mosqueda (Kolina), quienes renovaron sus bancas.

Por su parte, serán cinco ediles los que responderán a Sergio Massa y Malena Galmarini: Micaela Ferraro Medina, Mayra Mariani, Fernando Mantelli, Rodrigo Álvarez y Verónica Caamaño, quienes integraron los principales lugares de la lista del Frente de Todos.

En tanto, todavía es una incógnita si Javier Forlenza, quien ingresó al recinto hace dos años por Unidad Ciudadana y no se sumó al proceso de unidad con Zamora, formará un monobloque o integrará alguno de los espacios peronistas.

Finalmente, Juntos por el Cambio tendrá nueve concejales: siguen Segundo Cernadas, Carla Kammann, Matías Casareto y Camila Benedit, a los que se integrarán Mariano Pelayo, Sofía Bravo, Maximiliano Picco, Juan Furnari y Ana María Ramos Fernandes Costa, quien renovó su banca.