Los precios minoristas registraron un alza del 2,4% en marzo, por encima de lo previsto, y el costo de vida acumuló un 6,3% en el primer trimestre del año, según datos difundidos hoy por el Indec.

Ese comportamiento de los precios proyecta por encima del 25% el costo de vida para todo 2017, cuando la meta fijada por el Banco Central es de entre 12% y 17%.

En enero, el índice de precios había subido 1,3%; mientras que en febrero, 2,5%.

Impactaron en el indicador de marzo las subas de alimentos y bebidas, del 3%; educación, del 5,6%; indumentaria, del 4,8%; y vivienda y servicios básicos, del 2,2%.

El registro del Indec se ubicó por encima de las estimaciones de las consultoras privadas que promediaron el 2,2%.

La inflación núcleo, que mide el alza de precios sin estacionalidad, se mantuvo en 1,8%, al igual que en febrero pasado, y es el indicador que sigue el Banco Central para definir su política de tasas de interés.

En tanto, los precios regulados por el Estado crecieron el 3,3% y los productos estacionales registraron una suba del 3,3%.

El rubro esparcimiento fue el de menor crecimiento, con el 0,3%, mientras en transporte y comunicaciones llegó al 1,2%, por la incidencia del aumento de peajes. En atención médica y gastos para la salud la suba alcanzó el 1,9%.

También crecieron el 0,9% el rubro equipamiento y mantenimiento del hogar y el 1,3% el rubro de otros bienes y servicios.

En educación, el sector de mayor alza, impactó el aumento de las cuotas de los colegios privados el 6,7% y el incremento de textos y útiles escolares el 1,4%, en el marco del comienzo del ciclo lectivo.

El rubro indumentaria fue el segundo con mayor subida, por los aumentos del 6,3% en la ropa y del 1,5% en el calzado impulsados por el cambio de estación. Le siguió el rubro de alimentos con aumentos del 7,7% en verduras, del 5% en carnes, del 2,8% en productos de panificación, cereales y pastas, y del 2,5% en lácteos.