Compartir en:

La economía argentina se hundió 5,9% en julio con relación a igual mes de 2015. De esta manera, sufrió la caída más fuerte de los últimos 14 años, según la información divulgada hoy por el Indec.

El indicador alcanzó el cuarto mes consecutivo a la baja y el de julio fue el más fuerte de la serie, ya que superó al de junio pasado cuando se había desplomado 4,7%.

Respecto de junio anterior, el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) registró una caída del 0,4% y acumuló en lo que va del año un retroceso del 2,3% contra igual período de 2015.

La caída de julio obedeció en gran medida al desplome registrado en los niveles de consumo, que fue el motor de la economía de los últimos años, y de la producción industrial -principalmente la automotriz-, afectada por las situaciones de Brasil e interna.

La medición interanual arrojó los siguientes resultados: enero, 0,4%; febrero, 0,6%; marzo, sin cambios; abril,-2,8%; mayo, -2,7%; junio, -4,7%; y julio, -5,9%.

Según el proyecto de presupuesto que el gobierno nacional envió al Congreso, la economía argentina crecerá un 3,5% el año próximo y, de acuerdo con la estimaciones del Palacio de Hacienda, terminará este año con una caída inferior al 1,5%.

La administración de Mauricio Macri espera que la baja de julio haya sido un piso desde el cual empezar a recuperar terreno a partir de una reacción del consumo.