Compartir en:

Hoy, secuestraron y torturaron a una maestra de Moreno. Este terrible hecho se dio a una semana de que se denunciaran las amenazas de muerte sufridas por los docentes que desde hace un mes reclaman justicia por las muertes de los dos trabajadores de la educación en la explosión de la escuela 49 de dicho distrito de la Zona Oeste.

“Corina De Bonis fue interceptada hoy al salir del Centro de Educación Complementaria (CEC) 801, mientras se dirigía a su casa. Le pusieron una bolsa en la cabeza y la metieron en un auto a la fuerza. Ahí, la golpearon y le escribieron con un punzón en el abdomen ‘ollas no”, relató el secretario general del Suteba, Roberto Baradel, esta noche durante una conferencia de prensa.

Días atrás, escuelas de Moreno amanecieron con volantes y pintadas que intimaban a los docentes a reiniciar las clases, que se encuentran suspendidas desde las muertes de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez.

Además, las agresiones apuntaban puntualmente a las maestras y los familiares de los alumnos del CEC 801, que desde entonces mantienen una olla popular para suplir la falta del Servicio Alimentario Escolar (SAE).

“Basta de hacer política, den clases” y “La próxima olla es en Güemes y Rodán”, en referencia a la ubicación del cementerio de Moreno, fueron algunos de los mensajes intimidatorios.

“Las muertes de Sandra y Rubén son un hecho insoportable, culpa de la desidia del Estado. Pedimos Justicia. En el medio de una medida de fuerza pacífica, sucede esto. Hay que decir basta, hay que pararlos. Están haciendo de la Argentina un Estado de excepción. Las autoridades son responsables de la integridad de toda la comunidad educativa. Lo primero que hice fue comunicarme con (el ministro de Seguridad, Cristian) Ritondo y (el director general de Cultura y Educación, Gabriel) Sánchez Zinny, tienen que esclarecer este hecho de forma urgente. Cuando se tiene responsabilidad política, hay que ser equilibrado”, sentenció Baradel.

Por su parte, la secretaria general del Suteba Moreno, Mariana Cattáneo, manifestó: “Estos no son hechos aislados, la situación es muy grave. Moreno es una zona liberada, no vamos a permitir que esto siga sucediendo. Les molesta que se visibilice que no está resuelto el problema del SAE y de Infraestructura, a casi 40 días de la muerte de nuestros compañeros”.

Por último, la secretaria general de la CTERA, Sonia Alesso, enfatizó la convocatoria a la marcha docente de mañana en la ciudad de Buenos Aires, en el marco del paro nacional: “Nos vamos a movilizar para decir claramente ‘nunca más’. No vamos a permitir que esto se repita, los maestros no vamos a dejar pasar la violencia que quieren instalar contra los que no se arrodillan, los que se siguen movilizando y los que no se resignan a ver cómo nuestros pibes se mueren de hambre en las escuelas”.