El desempleo y el trabajo en negro aumentaron en la ciudad de Buenos Aires. En el cuarto trimestre de 2016, saltó del 6,8 al 8% la desocupación y pasó del 24 al 27,1% el empleo informal, según los datos de la Dirección de Estadísticas y Censos porteña.

El número de desocupados creció de 115.667 en el cuarto trimestre de 2015 a 136.562 personas en igual periodo de 2016, por lo que son 20.895 más.

Este aumento del desempleo se produjo porque el número neto de ocupados se mantuvo estancado, mientras que los que salieron a buscar trabajo no lo consiguieron, precisó el análisis publicado en un matutino.

La subocupación subió del 8,6 a 9,2%: de 145.315 a 157.285 personas. Además, son 11.970 los trabajadores que cumplen treas por pocas horas aunque están dispuestos a hacerlo por más y en gran parte esos subocupados se desempeñan en negro.

Así entre subocupados y desocupados, hay 293.847 empleados, es decir 32.865 más, con problemas de trabajo, sobre un población activa de 1.715.272 personas. Esto significa que casi el 20% o uno de cada cinco porteños activos tiene inconvenientes laborales.