Compartir en:

El intendente Julio Zamora recorrió las localidades de Nuevo Delta, Benavídez, Don Torcuato y General Pacheco para supervisar las obras de asfalto en marcha, a partir de la inversión de fondos municipales.

En Pacheco, se trabaja en la calle La Rioja, a partir de un pedido que le hicieron los vecinos al jefe comunal en la última reunión llevada a cabo en agosto en el teatro local. En esta ciudad, también se ensancha la Avenida Boulogne Sur Mer debajo del denominado “Puente Negro”.

Por otra parte, en Torcuato se coloca 600 metros de asfalto. Además, se renuevan luminarias bajas con brazos de vereda y ponen nuevas cámaras de seguridad.

En Nuevo Delta, sobre la Avenida Italia y el Boulevard de Todos los Santos, se realiza el fresado, previo al recapado, en 150 metros, a partir de la utilización de una nueva máquina adquirida por la Comuna.

En tanto, en el barrio El Prado de Benavídez, se asfaltan tres cuadras de la calle Morales, entre Freire y Salvador. Cerca de allí, Zamora supervisó también las arterias Lavalle y Arroyo El Claro, donde ya culminaron las tareas.

“Dialogamos con los vecinos que nos transmitieron estar muy contentos por estos avances. En la Avenida Italia y el Boulevard de Todos los Santos de Benavídez probamos una máquina nueva que hace el fresado y el recapado de las calles”, destacó el mandatario.

“Avanzamos en el barrio El Prado, en General Pacheco y en la calle Alarcón de Don Torcuato, en la que terminamos un tramo que faltaba para que los vecinos también puedan acceder a esta obra tan importante. Se trata de un plan ambicioso que realiza el Municipio todo el año para incorporar los asfaltos en todas las localidades”, agregó el intendente.