luminarias1

La Secretaría de Servicios Públicos y Conservación de Infraestructura municipal conectó 350 luces de baja altura, en el marco del plan de renovación del alumbrado público en el distrito. Las últimas acciones se llevaron a cabo en la localidad de General Pacheco, más precisamente en la calle Bogotá, desde la Avenida Hipólito Yrigoyen hasta la calle Neuquén. En ese tramo, se potenció la iluminación a partir del cambió de focos de 150 watts por otros de 250.

«Se trata de un plan cuyo objetivo principal es mejorar la intensidad de iluminación en todo el Partido, mediante nuevas luminarias de baja altura, para que el vecino, cuando llegue a su casa, se sienta más seguro. Pero también implica la poda de árboles frondosos que, además de ser un peligro para los habitantes de la zona, impedía una buena luminosidad de las veredas. Vamos a continuar por todos los barrios de Tigre, porque consideramos que una correcta iluminación es un auxiliar de la seguridad y, por ende, una mayor tranquilidad para nuestra comunidad», señaló el intendente Julio Zamora.

Durante la recorrida, varios vecinos se acercaron para saludar al jefe comunal, quien comentó: «Siempre es muy positivo que podamos dialogar y conocer la realidad cotidiana de cada uno de ellos. Tigre es una ciudad que ha tenido muchos avances, pero también quedan cuestiones por solucionar y el contacto es lo que nos permite atender a sus necesidades, y mejorar nuestra gestión».

Sobre los trabajos realizadss, el secretario de Servicios Públicos, José María Paesani, destacó: «Es la segunda etapa del Plan Integral de Renovación del Alumbrado Público que comenzamos hace semanas en Tigre Centro y vamos a extender próximamente a Rincón de Milberg, Benavídez y Troncos del Talar. El propósito es aumentar la intensidad de la iluminación en todas las veredas del distrito, para colaborar con la seguridad de los vecinos. Asimismo, completamos los trabajos con poda nocturna y limpieza de calles, para mejorar también las condiciones de la vía pública».