Varios pabellones de Tecnópolis fueron reacondicionados para instalar 2.452 camas no hospitalarias destinadas a la atención de pacientes de coronavirus con síntomas leves, ante una eventual saturación del sistema de salud.

«Funcionará para descomprimir el sistema sanitario pero en el estadío final del proceso de los pacientes con esta enfermedad, cuando haya pasado su período crítico y no necesiten cuidados intensivos», explicaron fuentes oficiales.

Los ministros Eduardo «Wado» de Pedro (Interior), Ginés González García (Salud) y Tristán Bauer (Cultura) recorrieron hoy el predio situado en el partido de Vicente López con un grupo de periodistas y precisaron que este centro sanitario estará operativo en aproximadamente 15 días, bajo la tutela de las carteras de Salud nacional y provincial, con la gestión de la Cruz Roja.

Según los cálculos de los especialistas, en el pico de la pandemia se podrían necesitar 16 mil camas extras para pacientes que no estén en situación crítica y no necesiten cuidados intensivos en el ámbito del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

«Hoy estamos con un número que es de 14 mil camas en los 24 distritos del Conurbano, 2 mil camas en la ciudad de Buenos Aires y 2.400 camas en Tecnópolis, o sea, superando esa previsión, pero no quiere decir que sean suficientes porque estamos en un escenario incierto», advirtieron los informantes.

Hasta el momento, se pueden ver las camas distribuidas en 821 habitaciones en distintos sectores de Tecnópolis, además de espacios destinados a la farmacia y otros de descanso y trabajo para el personal.

Las habitaciones constan de tres camas, pero se pueden adaptar para que, en caso de ser necesario, una familia pueda compartir el mismo espacio.

Además, se instalarán 300 duchas para uso de los pacientes, a razón de una cada diez, «más un soporte de sanitarios extra por cualquier necesidad», se precisó en un documento distribuido por el gobierno nacional.

En cuanto al personal, se prevé la presencia de un médico cada 150 pacientes y una enfermera cada 50, con auxiliares de la Cruz Roja.

Según las fuentes, será el sistema público de salud provincial el que determinará qué pacientes, en situación de complejidad baja, serán derivados a Tecnópolis. Es decir, aclararon, no será un centro de atención para el público en general.

Por otro lado, la dotación del personal voluntario será provista por la Cruz Roja Argentina y a través de otras convocatorias.

Para la puesta a punto del establecimiento, se están recibiendo aportes de grandes empresas y otros organismos. Por ejemplo, las telefónicas pondrán a disposición el ancho de banda para que los alojados puedan utilizar sus celulares y la Municipalidad de Vicente López se encargará del servicio de recolección de residuos comunes y patogénicos.

«No es solo una cuestión sanitaria, ni un depósito de gente, sino que pensamos en darle un buen vivir» a los pacientes, remarcaron las fuentes y adelantaron que el Ministerio de Cultura montará un cine para recreación de las personas que vayan superando la enfermedad, manteniendo el distanciamiento social.

Por último, los voceros explicaron que se trabaja en un marco legal que permita el funcionamiento de un centro sanitario que «no es un hospital de campaña». Y puntualizaron: «Son camas extrahospitalarias y tenemos que trabajar en una norma que se ajuste a este período de excepcionalidad».