secundaria1

Esta mañana, estudiantes, docentes, vecinos y autoridades participaron de la apertura del nuevo edificio de la Secundaria 21, de la localidad de Benavídez. Las flamantes seis aulas construidas por el Municipio, sobre la calle Jujuy, están destinadas a los alumnos de cuarto, quinto y sexto año, quienes, de esta manera, dejan de ocupar las cedidas por la Primaria 18. Los 700 metros cuadrados de la primera parte del establecimiento también incluyen la biblioteca, los sanitarios, la dirección, la preceptoría y la sala de maestros.

La inauguración fue encabezada por el intendente Julio Zamora, quien es exalumno de la escuela benavidense. «En este lugar hice mis estudios primarios, conocí a mis primeros amigos y aprendí a vivir en comunidad. Hoy se amplía a una escuela secundaria, algo que me llena de orgullo», destacó.

Además, el jefe comunal señaló: «Poder inaugurar una escuela significa construir futuro para todos. La escuela es una parte fundamental de nuestra comunidad porque nos brinda las herramientas para enfrentar la vida. Se trata de un esfuerzo importante desde el punto de vista de los recursos municipales pero lo hacemos con mucho cariño porque es para darle un futuro mejor a nuestros hijos».

«Destinamos 60 millones de pesos para infraestructura edilicia para muchas escuelas que lamentablemente dejan mucho que desear producto de la innacción del gobierno de la provincia de Buenos Aires. Si tuviéramos los recursos que establece el Fondo Educativo, la gestión sería más efectiva, transparente y rápida», denunció el mandatario.

Por último, Zamora remarcó: «Estamos terminando la secundaria en Troncos, la primaria en Rincón de Milberg; estamos terminando aulas para los jardines de infantes porque creemos que la escuela pública debe volver a ser el núcleo de la comunidad y una herramienta generadora de igualdad de oportunidades. El vínculo con los estudiantes, con los jóvenes que son el futuro de nuestra comunidad es fundamental».

Por su parte, la secretaria de Política Sanitaria y Desarrollo Humano, Malena Galmarini, expresó: «El futuro de nuestro país necesita que nuestros chicos tengan no solo una educación de calidad sino también aulas e infraestructura para que sean mejores. Estamos muy emocionados, especialmente Julio Zamora que hizo su primaria acá, porque nos lleva a recordar nuestras raíces, a tener los pies sobre la tierra. La escuela está hecha con los recursos de los vecinos de Tigre, es a ellos a los que hay que agradecerles. Trabajamos para que los chicos y los maestros tengan ganas de ir a la escuela todos los días».

En esta primera etapa de la obra, que comprende la planta baja, la Comuna invirtió 8 millones de pesos. En la segunda etapa, que está proyectada para el año próximo, se levantarán otras seis aulas en la planta alta, un SUM y una cocina.

En tanto, la directora del establecimiento educativo, Amalia López, manifestó: «Todo esto significa esfuerzo, crecimiento, encuentro, respeto, esperanza y voluntad. Es un sueño cumplido por tener una obra impresionante, con todo lo que se requiere para que los chicos se eduquen. Siempre tuvimos el apoyo del Municipio de Tigre, Julio Zamora intercedió en 2010 para agregar aulas y después para llevar adelante esta realidad».