Diez presos se fugaron de la comisaría de El Talar, ubicada en el céntrico cruce de Ruta 197 y Suiza. De los reclusos evadidos, cinco ya fueron recapturados. El hecho ocurrió este sábado, alrededor de las 9, en la seccional en la que se alojaban, en total, a 17 personas.

Según confirmaron fuentes judiciales, la fuga se habría producido porque los detenidos engañaron a los oficiales de servicio que estaban de guardia y los amenazaron con una faca. Esta situación permitió el escape.

Otra versión indicaba que uno de los oficiales de servicio habría colaborado con los detenidos, por lo que trascendió que habría sido pasado a disponibilidad por Asuntos Internos de la Policía Bonaerense.

La fuga de los presos de la comisaría que está ubicada a unas cinco cuadras de la Panamericana está siendo investigada por el fiscal Carlos Washington Palacios, cuya UFI está situada en la ciudad de Pilar.

Del relato posterior de los policías, se desprende que uno de ellos fue sorprendido por los presos en el momento en el que entró a los calabozos a retirar una bolsa de residuos.

Los internos amenazaron al oficial con una faca y lo obligaron a llamar a un compañero, quien también fue reducido de la misma forma y despojado de las llaves.

Tras la fuga, cinco de los presos fueron recapturados rápidamente a pocas cuadras del lugar.

Aparentemente el comisario de la dependencia también se encontraba en el lugar, pero en una oficina separada, por lo que no tomó conocimiento del hecho.

Si bien la versión de los policías era consistente en el relato, también se iba a investigar la denuncia de uno de los internos que no había participado en la fuga, quien a los gritos aseguró en el momento de la inspección judicial del lugar que la evasión estuvo arreglada entre un grupo de presos y uno de los uniformados.