Compartir en:

A siete fechas del final de la Superliga, Mariano Echeverría renunció ayer en forma “indeclinable” a su cargo de entrenador de Tigre y fue reemplazado de inmediato por Juan Carlos “Chimi” Blengio, que ya se puso al frente de las prácticas del plantel.

“Mariano Echeverría y su cuerpo técnico presentaron la renuncia a su cargo de manera indeclinable. La práctica de esta mañana será dirigida por Juan Carlos Blengio”, anunció el club de Victoria en su cuenta oficial de Twitter.

La situación del Matador es muy complicada, ya que está a un paso del descenso. En la tabla de los promedios, solo se ubica por encima de San Martín de Tucumán.

Tigre igualó el viernes pasado 4 a 4 ante Banfield, como local, en un partido que lo tuvo dos veces al frente del marcador. Ese fue el undécimo encuentro de Echeverría como director técnico, con un saldo de tres triunfos, tres empates y cinco derrotas.

Tras su renuncia, Blengio retornó al interinato, como ya había asumido en el 0 a 0 frente a Independiente de séptima fecha, tras la salida de Christian “Lobo” Ledesma.

A Tigre le quedan siete enfrentamientos en la Superliga, en los que intentará descontar los diez puntos que lo separan de San Martín de San Juan, el último equipo que se salvaría del descenso.

El Matador se enfrentará ante Rosario Central (V), Patronato (L), Vélez (V), Unión (L), Talleres de Córdoba (V), Racing (L) y River (V).