Con distintas atracciones artísticas, se realizó el acto de reinauguración de la Plaza General San Martín de Belén de Escobar, que encabezado por el intendente Ariel Sujarchuk y contó con la presencia de centenares de vecinos. El espacio público histórico de ese distrito de la Zona Norte incluyó fue remodelado integralmente.

“Estamos muy felices porque llegó el día que todos estábamos deseando y la verdad es que este lugar quedó como se merecía. El pueblo de Escobar tiene ahora una plaza cívica a la altura de su gente y de su historia, de su idioscincracia, que respeta los valores tradicionales y que a su vez cuenta con todo lo bueno de la tecnología, empezando por el wifi, pasando por un sistema de riego de última generación y terminando en los bancos con paneles solares”, afirmó Sujarchuk.

La nueva plaza cuenta con veredas y senderos renovados totalmente, donde se colocaron 44 bancos de hormigón, bancos con respaldos y bancos solares, que están equipados con paneles que permiten cargar dispositivos con energía sustentable. En el centro, se instaló una fuente de agua que jerarquiza el monumento al general San Martín. Asimismo, todos los caminos, monumentos, placas, bustos y estatuas existentes fueron restaurados. Por último, se reemplazaron las luminarias por artefactos led de última generación y colocaron cámaras de seguridad.

La plaza en su totalidad fue remodelada tenido en cuenta la accesibilidad al predio de personas con movilidad reducida, por lo que se construyeron rampas en todas sus esquinas. Además, en su entorno inmediato, la calle Hipólito Yrigoyen se reconstruyó como una extensión del espacio público.

“Recuperar el espacio público es un eje de esta gestión que tengo el honor de llevar adelante. Y en ese espacio plural apostamos a la integración como comunidad. Quiero que esta plaza sea un símbolo de la unión de los escobarenses, quiero que sea un punto de encuentro, inclusive desde las diferencias, para vivir cada vez mejor, para respetarnos, para ser tolerantes. Y entonces les pido que lo cuidemos. Tenemos las placeras, mujeres que van a cuidar este lugar como su propia casa, pero necesitamos de la responsabilidad de todos porque esta plaza va a ser más linda aun cuando esté llena de chicos, adolescentes, adultos y abuelos disfrutando de lo que es de ellos”, finalizó Sujarchuk.