El presidente Alberto Fernández dispuso hoy un «aislamiento social preventivo y obligatorio» en todo el país, desde esta medianoche y hasta el 31 de marzo, con el objetivo de mitigar la expansión del coronavirus (Covid-19).

Al término de una reunión que mantuvo en la Residencia de Olivos con gobernadores, ministros y funcionarios para analizar las medidas a implementar para contener la pandemia, el jefe de Estado informó que dictará un decreto de necesidad y urgencia que determinará que a partir de las 0 hora de mañana «nadie podrá moverse».

El mandatario aclaró que los ciudadanos solo tendrán permiso para salir de sus casas a «hacer lo necesario para su vida habitual», como las compras en los comercios de proximidad de comestibles y las farmacias.

«Estamos tomando medidas excepcionales, en un momento excepcional, dentro del marco que una democracia permite», dijo Fernández, quien se mostró flanqueado por el gobernador bonaerense Axel Kicillof, el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, el mandatario santafesino Omar Perotti y su par jujeño Gerardo Morales.

El Presidente también dispuso que Gendarmería, Prefectura, Policía Federal y las policías provinciales serán las encargadas de controlar el cumplimiento del aislamiento en las calles y rutas del país.

«Vamos a ser muy severos con quienes no respeten el aislamiento», afirmó Fernández, quien advirtió que se aplicará lo dispuesto por el Código Penal para «quien viola las normativas dispuestas para frenar una pandemia».

En este sentido, el jefe de Estado admitió haberles pedido esa misma rigurosidad a los gobernadores, con quienes mantuvo una reunión en la residencia oficial.

Para reducir el impacto económico del aislamiento, Fernández sostuvo que se aprovecharán los feriados de la semana próxima y que el previsto para el 2 de abril será trasladado al 31 de marzo y el día anterior, el 30 de marzo, será considerado feriado puente.

Además, el Presidente anunció que se conformará un gabinete federal con representantes de las provincias para evaluar y enfrentar en conjunto la pandemia en el país. Y adelantó que con los integrantes de su equipo está evaluando «normas que alivien» la situación de los monotributistas afectados por el aislamiento.

Del encuentro realizado en Olivos participaron también los mandatarios Arabella Carreras (Río Negro), Oscar Herrera Ahuad (Misiones), Sergio Ziliotto (La Pampa), Mariano Arcioni (Chubut) y Gildo Insfrán (Formosa). Además, estuvieron los gobernadores Juan Manzur (Tucumán), Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Gustavo Valdés (Corrientes), Sergio Uñac (San Juan), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Jorge Capitanich (Chaco), Gustavo Sáenz (Salta) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero).