carupa1

Por iniciativa del bloque del Frente para la Victoria, el Concejo Deliberante declaró como patrimonio de interés histórico y cultural a la capilla ubicada en el barrio Carupá donde ejerciera su trabajo el padre Francisco «Pancho» Soares, perteneciente al movimiento de opción por los pobres, quien fuera asesinado a partir de la implementación del terrorismo de Estado, en 1976.

El proyecto de decreto, impulsado por el concejal Federico Ugo, el actual párroco Jorge Marenco, el historiador Marcelo Magne y miembros de la comunidad, contempla además que se planifiquen obras de restauración y mantenimiento sobre la antigua capilla de madera que se encuentra muy deteriorada por el paso del tiempo.

«Este proyecto fue trabajado con la comunidad de Carupá, que mantiene la memoria y el reconocimiento a la obra y el compromiso que el padre Pancho asumió al frente de la parroquia, no solo predicando los valores cristianos sino principalmente practicándolos en el ejemplo de servir a los humildes y trabajadores de Tigre», aseguró Ugo.

Por su parte, el padre Marenco aseguró en una nota elevada al HCD que «en su momento la iglesia fue construida de forma precaria con materiales endebles porque el padre Pancho creía en una iglesia pobre para los pobres, tal como lo predica hoy el Papa Francisco». Y detalló que a lo largo de los años «sufrió los avatares del tiempo, las inundaciones y la humedad característica de la zona, por lo que resulta urgente que se realice una restauración sobre un edificio histórico tan importante para los tigrenses».