planta

El gobernador Daniel Scioli y el jefe de Gobierno Mauricio Macri pusieron en marcha ayer la Planta de Tratamiento de Residuos Urbanos que, según se prometió, disminuirá en un 10 por ciento las 6 mil toneladas de basura que por día la Ciudad deposita en la Provincia.

Al flamante establecimiento, ubicado en el complejo Norte III de Ceamse, ingresarán aproximadamente mil toneladas de basura por día: 200 kilos de residuos secos reciclables (cartón, papel, plástico, metales ferrosos, metales no ferrosos, entre otros), 400 kilos de material orgánico que se “bioestabilizará” y 400 kilos de material que se enterrará directamente.

Sin embargo, el exdirector de Greenpeace por más de 15 años, Juan Carlos Villalonga, quien actualmente dirige el Foro de Ecología Política Los Verdes, recorrió la planta y dudó de los resultados que generará cuando se ponga en funcionamiento.

El nuevo sector, emplazado en tres hectáreas, empleará a alrededor de 140 empleados. Su operación estará a cargo de la empresa Tecsan, la división de negocios dedicada al tratamiento y la disposición de residuos de Benito Roggio.

Llamó la atención que los intendentes de los distritos más afectados por la contaminación generada por el relleno sanitario no participaran de la apertura del establecimiento. Según publicó Infobae, Sergio Massa (Tigre), Gabriel Katopodis (San Martín), Luis Andreotti (San Fernando) y Joaquín de la Torre (San Miguel) decidieron no concurrir “en un claro gesto de disconformidad”. El portal de noticias difundió que los jefes comunales esperan que se defina la fecha de cierre definitivo del basural.