La gobernadora María Eugenia Vidal supervisó las tareas de entubamiento del arroyo Tres Horquetas y el zanjón Miguel Cané, su afluente, que están destinadas a evitar inundaciones en el partido de San Fernando.

La mandataria estuvo acompañada por el intendente Luis Andreotti, el vicegobernador Daniel Salvador y el subsecretario de Infraestructura Hidráulica provincial, Rodrigo Silvosa, entre otros funcionarios.

Según explicó Silvosa, la iniciativa, que demandará una inversión de 4,7 millones de dólares, se extenderá por 15 meses y consistirá en “un entubamiento que asegurará el desagüe y trabajos de saneamiento que permitirán a toda la región desarrollarse”.

El funcionario agregó que los emprendimientos hidráulicos son “una de las prioridades de la gobernadora”. Y manifestó: “Estamos contentos de iniciar una obra largamente requerida por los vecinos del distrito”.

El entubamiento del arroyo Tres Horquetas y su afluente Miguel Cané, que se inició este mes y es ejecutado por el Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos provincial, liberará los cursos de agua hacia el Río Reconquista, lo que reducirá el riesgo de inundaciones pluviales en los barrios aledaños.