El vicegobernador Daniel Salvador; el ministro de Justicia provincial, Gustavo Ferrari; y el director de la sede local de la Anses, Segundo Cernadas; encabezaron el tradicional «timbreo» de Cambiemos, que en esta oportunidad se llevó a cabo en General Pacheco. De la jornada en el barrio El Zorzal también participaron el flamante presidente de Acción Comunal, Matías Casaretto, y otros dirigentes de la alianza electoral.

«El vínculo con la gente sin ningún tipo de intermediación ha sido una característica central en la gestión de María Eugenia Vidal. Cada vez que le hacemos una propuesta por algún proyecto siempre nos pregunta: ‘¿Cómo termina esto en la gente?’, porque esta idea de hablar directamente con el vecino es central en la gestión. El timbreo nos vincula a los que somos funcionarios con las personas. Después de cada timbreo, en la reunión de gabinete, intercambiamos conclusiones y en cada distrito tomamos acciones concretas que es lo que nos piden los vecinos», explicó Ferrari.

Además, el funcionario provincial expresó: «Con respecto a Tigre, sabemos que hay necesidades y vamos a trabajar por el ciudadano sin detenernos en el color político del intendente. Las obras y las decisiones de infraestructura que este año van a impactar muy fuerte en la vida de los bonaerenses se toman sin ningún tipo de discriminación, porque lo que más nos importa son las necesidades de la gente”.

Por su parte, Cernadas sostuvo: «Es realmente importante el cara a cara con los vecinos de Tigre, mirarlos a los ojos y que te cuenten los que les pasa, cómo ven la realidad del país y, especialmente, las necesidades de su barrio. De estos timbreos de gestión, que son encabezados por el presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal, salen un sinfín de pedidos puntuales que son atendidos; coincidiendo con Gustavo Ferrari, acá no hay intermediarios con los ciudadanos, esto es muy directo y enriquecedor».