Un esqueleto de mil años de antigüedad, excavado en el sitio arqueológico conocido como «Arroyo Garín», que estaba ubicado en la localidad de Benavídez, será restituido a la Comunidad Indígena Punta Querandí para ser reenterrado según rituales ancestrales. Esta demanda fue respaldada con sus firmas por antropólogos de todo el país.

Los restos humanos fueron extraídos en la década de los 90 de este yacimiento arqueológico, que años después fue destruido totalmente durante la construcción del country Santa Catalina del complejo de barrios privados Villa Nueva, que fue desarrollado por la empresa EIDICO. Actualmente, están en posesión del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano (INAPL).

Los representantes de la comunidad asentada en Dique Luján solicitaron al coordinador del Programa Nacional de Identificación de Restos Humanos Indígenas del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), Fernando Pepe, que la restitución del esqueleto se concrete el próximo 19 de abril.

Al respecto, Santiago Chara, integrante del Consejo de Ancianos de la comunidad de Punta Querandí, expresó: «Estoy feliz con la recuperación de nuestro ancestro, y que sea el primer querandí reenterrado en la provincia de Buenos Aires, lo cual nos permite ser visibilizados y respetados».

«Que la restitución sea el próximo 19 de abril nos pone contentos porque es el Día de los Pueblos Originarios y el entierro se hará en Punta Querandí», precisó el referente indígena local sobre este hecho histórico.

Desde el Consejo de Comunicación de Punta Querandí agregaron: «Además de este cuerpo, en el INAPL también se encuentran otros 7 hermanos desenterrados de los sitios arqueológicos de La Bellaca, en Villa La Ñata, a pocos kilómetros».

«Toda la zona cercana al valle de inundación del Río Luján fue impactada por el avance inmobiliario que destruyó bañados, campos y además sitios aqueológicos con enterratorios, tal como lo advirtió el mismo INAPL en el año 2001, en respuesta a un pedido de información de la Defensoría del Pueblo de la Nación», agregaron.

Por su parte, la antropóloga del Colectivo Grupo Universitario de Investigación en Antropología Social (GUIAS), Victoria Homberger, manifestó: «Se juntaron firmas de antropólogas y antropólogos de todo el país para apoyar este justo reclamo comunitario, del que descontamos su aprobación ya que la nueva presidenta del INAI, Magdalena Odarda, ha expresado en numerosas oportunidades su postura a favor de las restituciones».

La Comunidad Indígena Punta Querandí también reclama el reentierro de siete cuerpos en La Bellaca y la ubicación actual de otros 42 esqueletos que fueron excavados en la década del 20 del sitio llamado «Arroyo Sarandí», que terminó desaparecido a fines de los 90 durante la construcción de Nordelta, según informó el INAPL hace casi veinte años.