Compartir en:

Desde distintos sectores sociales y políticos salieron a repudiar la muerte de una joven en el hospital de General Pacheco como consecuencia de un aborto clandestino. Este nuevo hecho trágico se produjo días después de que el Senado rechazara el proyecto de aborto legal que tenía media sanción de la Cámara de Diputados.

“Como señalamos, desde el 8 de agosto, cada muerta y presa por abortar, es responsabilidad del Poder Ejecutivo Nacional y de las 40 senadoras y senadores, integrantes del Poder Legislativo, que se abstuvieron o votaron en contra de nuestro derecho a la vida, a la salud y al reconocimiento de nuestra dignidad”, expresaron la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito y la Red de Profesionales de la Salud por el derecho a decidir, a través de un comunicado.

“Responsabilizamos también a las autoridades provinciales”, agregaron y apuntaron a la gobernadora María Eugenia Vidal, “responsable de la implementación del Protocolo para la Atención Integral de las personas con derecho a la Interrupción Legal del Embarazo del Ministerio de Salud de la Nación, quien manifestó sentirse ‘aliviada’ porque el aborto siga siendo clandestino”.

“¿Cuántas mujeres y personas gestantes muertas más van a necesitar para entender que el aborto debe ser legal, seguro y gratuito en Argentina? La clandestinidad no salva ninguna vida. La clandestinidad mata”, concluyeron.

Por su parte, la dipudada provincial Lucía Portos presentó un proyecto de resolución en la Cámara Baja bonaerense para repudiar el fallecimiento de la joven, quien tenía dos hijos. “Ella no pudo acceder a un aborto seguro y eso es responsabilidad del Estado”, destacó la legisladora en el escrito.

En tanto, consultada por TaD, la presidenta del bloque de concejales de Unidad Ciudadana, Roxana López, manifestó: “Tenemos que lamentar una nueva víctima por la ausencia y el abandono del Estado. A casi una semana de la multitudinaria movilizacion de millones de mujeres reclamando por el derecho al aborto legal, esta muerte tiene como únicos responsables a las autoridades provinciales y a los 38 senadores y senadoras que votaron en contra de otorgar un nuevo derecho y mayor libertad a nuestros cuerpos”.

También se refirió al hecho el sindicato que nuclea a los médicos y los profesionales de la salud de la provincia de Buenos Aires. “Tenemos que lamentar la pérdida de la vida de otra mujer”, señaló la CICOP en un comunicado en el que también destacó: “Como gremio, desde hace años nos posicionamos a favor de la legalización y la despenalización del aborto, considerando que es un problema de gran envergadura de salud pública y derechos humanos, práctica que se debería llevar a cabo en forma universal y gratuita en todos los hospitales y centros de salud públicos”.

Y sobre la no aprobación en el Senado del proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, el sindicato dejó en claro: “Repudiamos que hayan elegido continuar con la clandestinidad, la criminalización del aborto y la exclusión social”.

Esta tarde, desde las 18, se llevará a cabo un “pañuelazo” frente al centro asistencial donde falleció la joven, que está ubicado en Avenida de los Constituyentes al 300, en la localidad de General Pacheco.