El suspendido fiscal general del Departamento Judicial de San Isidro, Julio Novo, finalmente presentó hoy su renuncia al cargo, luego de que fuera procesado por presunto encubrimiento de una banda de narcotraficantes colombianos que operaba en el país.

Novo presentó su carta de dimisión ante la Procuración General de la Provincia de Buenos Aires, a cargo de Julio Conte Grand, y será reemplazado en forma interina por la fiscal Beatriz Molinelli, indicaron fuentes oficiales.

La diputada Elisa Carrió celebró la noticia y adelantó que presentará de inmediato un pedido de “prisión preventiva” para Novo y de indagatoria para la exprocuradora provincial María del Carmen Falbo, quien también había renunciado a su cargo.

Junto a Novo también habían sido procesados sus adjuntos Rodrigo Caro y Eduardo Vaiani, además de sus secretarias Melisa Rey y Mariana Busse. Los tres funcionarios están acusados de encubrir a una banda delictiva al obstaculizar el proceso contra los responsables del crimen de dos narcos colombianos ocurrido en el estacionamiento del shopping Unicenter, en 2008.

La denuncia contra Novo fue iniciada por el fiscal Luis Angelini, quien estaba a cargo de la investigación de los crímenes en Unicenter y del asesinato de otro colombiano, Juan Sebastián Galvis Ramírez, ocurrido en 2009 en San Fernando.