Autoridades municipales y representantes de organizaciones ambientales, como la Asociación Aves Argentinas, la Fundación Azara, el Serpentario de Tigre y la Reserva Achalay, pusieron en marcha las tareas de relevamiento de la biodiversidad en el Centro de Interpretación de Humedales (CIH), ubicado sobre el Río Carapachay, en el Delta tigrense.

Las acciones realizadas incluyeron estudios ictícolas; observaciones de aves, flora y fauna; y mediciones de parámetros en el agua, como temperatura, pH y oxígeno.

Durante la visita al predio, los presentes pudieron reconocer el espacio dedicado a la preservación, el estudio y la educación ambiental.

En los próximos meses, continuarán las tareas y se compartirán los resultados de los primeros estudios, a través de la biblioteca del CHI.

El espacio lanzado a mediados de año por el Municipio se desarrollará sobre un predio de 23 hectáreas, situado a la vera del Río Carapachay y a 2 kilómetros de distancia del Río Paraná.

El CHI será sustentado mediante aportes económicos exigidos a desarrolladores inmobiliarios como medidas de mitigación ambiental, explicaron desde la Comuna. Estará abierto al público y contará con oficinas de recepción e informes, terraza de ingreso, biblioteca, salón de usos múltiples, laboratorio y sanitarios.