Al conmemorarse 40 años del fallecimiento del recordado cantante Jorge Cafrune, creador de obras populares del folclore argentino, el Municipio recuerda su trayectoria con una plazoleta que lleva su nombre y un busto en la localidad de Benavídez.

Nació en Perico, Jujuy, el 8 de agosto de 1937 y se crió en una familia que combinaba las costumbres gauchescas con las de sus orígenes árabes. Apodado “El Turco”, fue uno de los intérpretes del género más populares de su tiempo, además de un incansable investigador, recopilador y difusor de la cultura nativa.

Minutos antes del 1° de febrero de 1978, fue víctima de un trágico y a la vez confuso siniestro vial, cuando fue arrollado por una camioneta mientras se desplazaba a caballo por la Ruta 27, a la altura de Benavídez.

desde entonces, varios testimonios vincularon la muerte de Cafrune con los asesinatos perpetrados en esos años por la dictadura. Días antes, el popular músico había interpretado en el Festival de Cosquín una canción que estaba prohibída: “Zamba de mi esperanza”.