turismo1

Estas vacaciones de verano, Tigre fue uno de los destinos nacionales más elegidos. Por primera vez, llegaron al distrito 1,5 millones de visitantes y la ocupación hotelera llegó a picos de 100 por ciento, tanto en la ciudad como en el Delta.

«Tuvimos una temporada vacacional muy exitosa, con una enorme cantidad de visitantes del país y del extranjero, gracias a que Tigre brinda un gran abanico de bellos lugares y de ofertas para la familia. Nos enorgullece poder ofrecer infraestructura, seguridad, servicios de primer nivel y un paisaje natural espectacular», remarcó el intendente Julio Zamora.

«El turismo significa un ingreso adicional a la Comuna que regresa a nuestro distrito en obras, lo que nos permite seguir avanzando. Hay que entender que es un motor importante en la economía, que genera empleo y valor agregado a Tigre», sostuvo el mandatario local.

Por su parte, el director ejecutivo de Desarrollo Turístico, Eduardo Adelinet, explicó: «Respecto de las estadísticas del año pasado hemos notado un aumento en el período en el que los turistas pernoctan en Tigre, esto está directamente relacionado con el incremento de plazas disponibles y con la diversidad de actividades para este año».

Cabe destacar que el aumento en el alojamiento impactó en el transporte fluvial, que durante algunos fines de semana triplicó la cantidad habitual de pasajeros.

«En el caso de los locatarios que tienen empresas de alquiler de kayak o canoas, ha habido un incremento considerable en la cantidad de personas que se dejan seducir por los deportes acuáticos, uno de los valores más importantes de la zona. También han aumentado las visitas al Puerto de Frutos, en respuesta a la difusión que le hemos dado a lo largo de todo el período veraniego», continuó Adelinet.

Otra de las bases del éxito turístico giró en torno a la gastronomía. En el Paseo Victorica, los restaurantes registraron más de 35 mil personas solo durante enero, lo que significa un incremento del doble respecto de 2014. También aumentó la demanda en un 50 por ciento en los paseos de Villa la Ñata, Dique Luján y Nordelta.

La inauguración de nuevos atractivos también fue una de las causas del éxito veraniego. La apertura de Aquafán, el primer parque acuático de la región, y de Delta Point, un parador donde pasar un día de playa o realizar deportes acuáticos, cooperaron con el boom turístico.