Desde esta mañana, se mantiene una protesta en las inmediaciones del Palacio Municipal para reclamar la reincorporación de 14 profesionales que se desempañaban en la Dirección General de Promoción y Fortalecimiento Familiar y la Dirección General de Políticas de Género y Violencia Familiar. Las trabajadoras, que estaban contratadas como monotributistas, fueron notificadas durante este fin de semana que habían sido desafectadas.

La manifestación, que mantuvo cortada durante varias horas la Avenida Cazón, fue acompañada por integrantes de distintos sindicatos, como Cicop Tigre, Suteba Tigre y Atramuti, entre otros.

Según difundieron desde Cicop, las profesionales fueron recibidas por la secretaria de Desarrollo Social, Natalia Ferreira, y la subsecretaria de Mujeres y Géneros, Natalia Reynoso, para iniciar una mesa de diálogo.

El primer ofrecimiento, que fue rechazado por las afectadas, fue la reincorporación pero con una reducción de horas de contrato de 24 a 18, lo que implicaría una rebaja salarial.

Por su parte, Reynoso aclaró: «No estamos de acuerdo con el despido de trabajadores, y menos aún en áreas esenciales. Presentamos una propuesta para la reincorporación de las 14 despedidas y todavía estamos en tratativas».