Compartir en:

movilizacion-pueblos-origin

“La única lucha que se pierde es la que se abandona”. Esa es la idea que respalda a los miembros del Movimiento en Defensa de la Pacha que acampan desde febrero en Punta Querandí, en Dique Luján, y que este mediodía se movilizaron hasta el Palacio Municipal para reclamarle al intendente Sergio Massa que intervenga en el conflicto generado por la intención de la constructora EIDICO de anexar ese sitio sagrado a su complejo de barrios cerrados.
Para los integrantes de los pueblos originarios, esa hectárea ubicada a la vera del Canal Villanueva tiene un importante valor cultural y espiritual. Allí sus antecesores radicaron un cementerio, por lo que la zona se encuentra plagada de restos arqueológicos. Además, desde hace años realizan en ese predio sus ceremonias religiosas.
Los manifestantes consideran que el jefe comunal tiene la llave para destrabar el conflicto, ya que el boleto de compra venta firmado entre la Administración de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) -que era la propietaria de los terrenos- y la desarrolladora inmobiliaria, se especificó en una cláusula que el Municipio podía solicitar una parte para el uso público. Esa porción podría ser Punta Querandí, ya que en el resto de las tierras, que también formaban parte del cementerio, ya se levantó el complejo Villa Nueva.
“Queremos que Massa tome una postura. Él puede solucionar el problema de la noche a la mañana. Aunque creemos que no lo hace porque es muy amigo de Jorge O’Reilly, uno de los directivos de EIDICO”, acusó uno de los acampantes de Punta Querandí, Alberto Aguirre.
“Estamos defendiendo nuestra cosmovisión. En ese lugar hay restos de nuestros antepasados, por lo que tiene un valor espiritual muy importante”, resaltó el integrante de la cultura Qom y agregó: “Los vecinos de la zona nos apoyan en nuestra lucha y hay hasta gente de adentro de los countries que también, porque compraron sin saber que allí había un cementerio”.
Pese a que las puertas del Municipio estaban cerradas, finalmente un grupo de diez manifestantes fue recibido por el secretario de Gobierno, Eduardo Cergnul, quien les comentó que en el Concejo Deliberante se formó una comisión para abordar la problemática.
El concejal de la Coalición Cívica – Ari, Luis Cancelo, también formó parte de la marcha y confirmó que participará de la comisión creada en el cuerpo deliberativo. “Voy a llevar la propuesta de que investiguemos el boleto de compra venta de las tierras, ya que pueden encontrarse irregularidades. Por eso EIDICO todavía no pudo escriturarlas. Además, un actual funcionario municipal podría estar involucardo en esa operación”, adelantó el edil.
De la movilización a la sede municipal participó el padre Luis Farinello y adhirió el Premio Noble de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel. El reclamo de los pueblos originarios también es apoyado por la Defensoría del Pueblo de la Nación; el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi); el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAE); y el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS); entre otros organismos gubernamentales y sociales.