sesion3

Beneficiarios del programa nacional Procrear, que entrega créditos para la construcción de viviendas, reclamaron una política habitacional social al intendente Julio Zamora al notificarse de la decisión de entregarle seis hectáreas de tierras municipales al Club Atlético Tigre.

Durante la sesión del Concejo Deliberante, se aprobó el proyecto de ordenanza presentado por el departamento ejecutivo destinado a la cesión de seis hectáreas en la localidad de Benavídez a la entidad deportiva presidida por el titular del bloque del Frente Renovador, Rodrigo Molinos.

Al respecto, uno de los beneficiarios del Procrear, Emiliano Solá, afirmó: «El Municipio prioriza entregar tierras a un club que tiene otros centros de deportes, un estadio y dinero suficiente para comprar su terreno, y no dispone de terrenos municipales para la construcción de viviendas sociales». Y agregó: «Existen reclamos de más de 400 vecinos que todavía están buscando una solución a la falta de terrenos en Tigre».

«Presentamos una carta ante el Instituto de la Vivienda municipal pidiendo explicaciones acerca del expediente (85/2014) y demandando respuesta al proyecto que nosotros habíamos presentado para gestionar lotes que pagaremos con el crédito Procrear, del cual somos beneficiarios», dijo Solá.

Con respecto a la falta de tierras desocupadas en el distrito, Sergio Bacigalupo, otro de los beneficiarios, recordó que cuando Zamora asumió como intendente dijo que «en Tigre no había tierras».

Por su parte, el titular de la sede local de la Anses, Martín Gianella, consideró que «el Procrear es clave porque reactiva la industria, genera empleo y le cumple el sueño de la casa propia a muchas familias».

«Es una vergüenza y una falta de sentido que el Municipio no colabore con un programa de estas dimensiones. Se ve que no quieren que haya más fuentes de trabajo en el distrito y no les importa que las familias de los trabajadores busquen terrenos en otros distritos, se ve que quieren un Tigre para algunos y no un Tigre para todos», destacó el funcionario.

El proyecto de cesión de tierras se aprobó con el voto positivo de la amplia mayoría de concejales massitas, ante la presencia de toda la comisión directiva de Tigre, y fue rechazado por los ediles del Frente para la Victoria.

Al cierre del debate en el recinto, la concejala Roxana López fue enérgica sobre el asunto: “Nosotros no estamos en contra de este ni de ningún club, estamos en contra de la vergonzosa escala de prioridades del Ejecutivo municipal».

Entre sus reclamos, López expresó que «el massismo le resuelve el pedido al Club Tigre en un mes y medio y no es capaz siquiera de recibir a los vecinos que ya le han presentado notas y solicitado entrevistas hace casi un año por algo tan importante como es la construcción de la casa propia».