zanjones

A través de la Secretaría de Servicio Públicos y Conservación de Infraestructura, el Municipio realizó un operativo de limpieza y mantenimiento de zanjones en Troncos del Talar y Benavídez Sur, con el objetivo de evitar anegamientos en caso de posibles lluvias fuertes.

«Trabajamos junto a las delegaciones para llevar a cabo el mantenimiento de los zanjones. Estas obras son parte de una política integral de prevención de anegamientos, dada la problemática de escurrimiento de agua luego de tormentas fuertes. Cada vez que caían lluvias durante un largo período, los vecinos de esas zonas se enfrentaban a serios conflictos, que afectaban su calidad de vida. Somos una gestión activa que está presente en todas las localidades», sostuvo el intendente Julio Zamora.

«Estamos dando una solución a los problemas que tenían. Sin embargo, es importante hacer un pedido de colaboración a la comunidad para que no se arrojen residuos en la vía pública, ya que son una de las causas principales de taponamiento de desagües con botellas y bolsas», agregó el mandatario.

Por su parte, el secretario de Servicios Públicos y Conservación de Infraestructura, José María Paesani, sostuvo: «Esta obra se realizó gracias al esfuerzo del Municipio a través de las delegaciones de Troncos del Talar y Benavídez Sur. Apuntamos a mejorar considerablemente la vida de los residentes, para que no tengan que sufrir las consecuencias al momento de alguna manifestación climática».