A través de su Unidad de Vigilancia y Control del Dengue, el Municipio fortalece su sistema de fumigaciones localizadas en domicilios y alrededores de pacientes enfermos por el virus transmitido por el mosquito aedes aegypti, a partir de la recomendación de la Organización Panamericana de la Salud.

Por otra parte, la Comuna dispuso que los Hospitales de Diagnóstico Inmediato (HDI), los centros de salud y el Hospital Materno Infantil estén preparados para recibir y tratar los posibles casos en adultos y niños.

La Unidad de Vigilancia y Control del Dengue, integrada por profesionales, agentes territoriales y biólogos, asiste a los familiares de los afectados con insecticidas y repelentes, y dispone las fumigaciones de los hogares. A su vez, en la misma manzana donde residen los enfermos, lleva adelante relevamientos para concientizar y brindar consejos de prevención a los vecinos.

Se trata de acciones de bloqueo, de foco y perifoco. Lo primordial es evitar que el paciente tenga contacto con el mosquito adulto durante los primeros 5 días de infección. Sin embargo, como la fumigación no hace efecto directo sobre el criadero, es muy importante la tarea de limpieza del domicilio.

El dengue, la chikunguña y el zika no se transmite de persona a persona. El mosquito transmisor vive en ámbitos domésticos y no nace en el río. Su propagación se debe a la falta de saneamiento doméstico y comunitario. La forma más efectiva de combatirlo es eliminando su criadero para evitar que se reproduzca.

Para prevenir la enfermedad, los vecinos deben eliminar cualquier objeto en desuso que pueda acumular agua, como bidones, neumáticos viejos, latas, botellas y floreros. Además, deben tapar herméticamente los depósitos de agua de uso doméstico.

La Organización Panamericana de la Salud alertó acerca de un nuevo ciclo epidémico de dengue en el continente. En la actualidad, los diez países más afectados son Brasil, Paraguay, México, Venezuela, Nicaragua, Honduras, Belice, Colombia, El Salvador y Guatemala.

Ante cualquier duda, los vecinos pueden comunicarse con el área de Medicina Preventiva a los teléfonos 5282-7538 y 5282-7555 o al correo electrónico preventiva@tigre.gov.ar.