En Tigre Centro, el Municipio puso en marcha el plan de poda 2017, con el objetivo de evitar los posibles riesgos y complicaciones provocados por los árboles de gran tamaño y frondosidad. Las actividades, que luego continuarán hasta septiembre en las demás localidades, se iniciaron en las calles España y Castelli.

Allí estuvo el intendente Julio Zamora, quien repasó la lista de las tareas ejecutadas y expresó: «Comenzamos este año trabajando en conjunto con la empresa contratista Manila, que se encarga de los árboles de mayor altura, que son los que presentan más problemas cuando nos enfrentamos a fuertes tormentas». Además, el mandatario concluyó: «Nuestra principal preocupación es la seguridad de los vecinos».

El plan de poda se ejecuta durante el período otoño – invierno, que es el ideal para realizar los trabajos sin comprometer la integridad de los árboles. Con ese propósito, se capacitan a cooperativistas para la aplicación de técnicas adecuadas.

Por otra parte, para evitar los daños que causan las intervenciones incorrectas sobre los ejemplares, se recuerda la vigencia de la normativa que prohíbe a los vecinos la poda del arbolado público.

Al respecto, el secretario de Servicios Públicos y Conservación de Infraestructura, José María Paesani, destacó: «Dimos inicio al plan de poda, que abarcará 50 mil ejemplares en la zona, ya que la mayor parte del problema son los árboles de tres cuartos de altura por los cables presentes».

Al momento de orientar las tareas, el funcionario explicó: «Nos basamos en los reclamos de la gente en el área de Espacios Verdes e intentamos resolver todos ellos. Es importante que los vecinos sepan que tienen contactos para estar comunicados con nosotros, tanto por teléfono como por redes sociales».

Ante solicitudes o inquietudes, los residentes del distrito pueden comunicarse con la Dirección General de Espacios Verdes y Forestación, personalmente en Bourdieu 460 o telefónicamente al 4512-4537/4522.