Día atrás, se conoció que un albañil denunció en la Fiscalía de Benavídez que dos personas, que vinculó con el country San Benito, le ofrecieron dinero para “incendiar los ranchos” de Punta Querandí.

Desde el Movimiento en Defensa de la Pacha (MDP), que mantiene una disputa con la desarrolladora inmobiliaria EIDICO por la posesión del sitio reivindicado como sagrado por los pueblos originarios, hicieron un historial de los ataques recibidos y responsabilizaron por estos hechos al empresario Jorge O’Reilly. “En algunos casos fueron expresiones verbales amenazantes, pero también hubo muchas situaciones de violencia física a través de distintos personajes que le responden directamente”, enfatizaron.

Estas fueron algunas de los agresiones denunciadas:

-En octubre de 2010, Alberto Aguirre, del MDP, señaló públicamente que escuchó a uno de los socios de O’Reilly, Juan Bosch, decir: “Esto hace unos años se solucionaba con tres tiros”.

-Pocos meses después, el 3 de marzo de 2011, las instalaciones del acampe montado en el sitio fueron violentamente atacadas y destruidas casi por completo.

-El 29 de noviembre de 2012, un trabajador informal relacionado a O’Reilly, conocido en la zona como “El Gato”, cuyo nombre real es Horacio Inchausty, amenazó a dos miembros del MDP. “Te voy a agarrar a puñaladas” y “sabemos dónde vivís, sabemos todo”, fueron algunas de sus expresiones. Por este hecho, fue citado por la Fiscalía de Benavídez, que luego archivó la causa.

-El 24 de mayo de 2013, el directivo de EIDICO Nicolás Camaño también amenazó a integrantes del MDP durante una discusión en la calle perimetral que fue ocupada por el country San Benito, mientras un inspector municipal de Escobar labraba una multa por esta situación. En este caso, la denuncia fue archivada por la Fiscalía de Zárate – Campana.

-El año 2016 marcó el regreso de los ataques violentos en el sitio. En dos oportunidades, en menos de tres meses, desconocidos destrozaron y desaparecieron un opy (templo ceremonial de la cultura guaraní), primero en septiembre y luego en diciembre.

-El 25 de febrero de 2017, el intendente de San Benito, Félix Dufourq, también del círculo íntimo de O’Reilly, forcejeó con un integrante del MDP e intentó tirarlo de su bote, en el marco de un reclamo para evitar que los countries del complejo Villa Nueva privaticen el canal con un muelle.

Por otra parte, en sus opiniones públicas a través de su cuenta en la red social Twitter, O’Reilly se mostró dispuesto a utilizar la violencia para resolver los conflictos sociales. Por ejemplo, el 5 de diciembre de 2013, días después de que el Municipio retirara un alambrado colocado en Punta Querandí, el empresario lanzó una advertencia: “Cuando desaparece el Estado, ¿cómo se evita la justicia por mano propia? Serán responsables de lo que suceda”.

A la vez, también reclamó represión estatal, como el pasado 6 de abril, en el marco del paro general y las manifestaciones en la Autopista Panamericana y otros accesos a la Capital Federal. “¿Quieren mejorar en las encuestas? Cáguenlos a palos. Estamos todos hartos”, expresó ese día.

En tanto, un repaso de los tuits y los retuis el director de EIDICO demostraron su postura negacionista ante los delitos de lesa humanidad de la última dictadura cívico – militar y el genocidio indígena de la conquista europea de América.

Puntualmente, el 17 de enero de este año, el empresario planteó su rechazo a los emblemas de las culturas originarias al tuitear: “Los argentinos tenemos una sola bandera”, con una ilustración en la que con un signo de prohibido se tapan la wiphala de los pueblos andinos y la wenufoye de los mapuches.

“O’Reilly tiene un odio racial hacia nosotros, los pueblos originarios; va mucho más allá de todo el dinero que él pueda ganar o perder con esto (por la posesión del sitio)”, expresó semanas atrás Aguirre, uno de los miembros del MDP que permanencen en Punta Querandí para defender la espiritualidad indígena.