querandi

Para este jueves, a las 12, el Movimiento en Defensa de la Pacha convoca a una movilización desde la estación de Tigre hasta el Palacio Municipal para reclamarle al intendente Sergio Massa su intervención directa en el conflicto suscitado en Punta Querandí, en Dique Luján. Allí acampan, desde el 19 de febrero, integrantes de pueblos originarios para impedir que la empresa EIDICO anexe esos terrenos, que guardan restos arqueológicos, a sus desarrollos inmobiliarios en la zona.
El objetivo de los manifestantes será que el Municipio se sume al pedido realizado por distintas organizaciones sociales a la Administración de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), del Estado Nacional, para que reconsidere una transferenciada de ese predio realizada hace 3 años en beneficio de dos barrios privados: San Benito y San Marco.
En septiembre último, este organismo dependiente del Ministerio de Planificación Federal respondió al Movimiento en Defensa de la Pacha que estaba analizando el reclamo de los pueblos originarios.
“Desde las entrañas de la Pachamama se levanta el grito Querandi reclamando la descolonización de Buenos Aires”, es la consigna de la próxima marcha. “Invitamos a todos los vecinos de las localidades que nos rodean y a sus instituciones educativas a participar de esta jornada”, agregan los convocantes.
En abril de 2007, mediante dos boletos de compra venta y con diversas irregularidades, el Estado vendió 10 hectáreas del antiguo terraplén del ramal que unía Ingeniero Maschwitz (Escobar) con Dique Luján (Tigre). Las tierras conocidas como Punta Querandí, que comprenden una hectárea, corresponden a lo que era la estación intermedia Punta Canal.
El ramal cerró en 1967 y los terrenos siguieron usándose de manera comunitaria; al camino del terraplén se lo conocía como “el de la vía muerta” y era el único acceso vehícular al sector ubicado entre el arroyo Garín y el Canal Villanueva.
Según los manifestantes, el Municipio podría hacer uso de una cláusula del boleto de compra venta para pedir la no privatización de una parte de la tierras transferidas en el 2007, para la realización de calles, plazas u otros espacios públicos.
Sin embargo, señalan que los vínculos entre el gobierno local y la empresa desarrolladora son muchos. Por ejemplo, el actual funcionario municipal Pablo Dameno fue directivo de EIDICO; y uno de sus titulares, Jorge O’Reilly, fue asesor de Massa cuando ocupó la Jefatura de Gabinete nacional.
Por otra parte, también denuncian que la semana pasada el subsecretario de Cultura municipal, Daniel Fariña, presionó a los integrantes del Movimiento en Defensa de la Pacha para que levantaran la manifestación. Y ante la negativa los amenazó: “Ahora banquénsela”.
Además, remarcan que, el 27 de octubre, un grupo autodenominado “Vecinos por la verdad”, llevado por EIDICO al Concejo Deliberante, apretó al concejal Luis Cancelo, quien apoya el reclamo desde el 2009. Según explican, acusaron al edil de instalar una “villa miseria indigenista”, en referencia al acampe en defensa de Punta Querandí.