La lucha de más de una década de la Comunidad Indígena Punta Querandí logró un hecho reivindicatorio para los pueblos originarios: la recuperación de los restos óseos humanos extraídos en la década del 90 de tres sitios arqueológicos ubicados en el distrito.

A través de un acto realizado en la sede porteña del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano (INAPL), el gobierno provincial le restituyó los esqueletos de ocho ancestros al colectivo pluriétnico radicado en Dique Luján.

Este hecho es considerado como histórico por los actores involucrados por tratarse de la primera entrega concretada a una comunidad indígena del Gran Buenos Aires y por ser la de mayor volumen registrada en todo el territorio provincial.

El acto de restitución de los restos humanos retirados de los sitios conocidos como “Arroyo Garín”, “La Bellaca I” y “La Bellaca II” se llevó a cabo el último sábado con la participación de representantes de Punta Querandí y distintas autoridades nacionales, provinciales y municipales. Fuera de la sede del INAPL, integrantes de otras comunidades y de organizaciones políticas y sociales acompañaron el encuentro y se sumaron luego a una ceremonia abierta llevada a cabo en Barrancas de Belgrano.

Durante la entrega en el INAPL, Soledad Roa, del Consejo de Mujeres de Punta Querandí, agradeció “a la Nación, la Provincia y el Municipio, y a los hermanos de otras comunidades” que “acompañaron la lucha”.

“Es un hecho es muy importante porque reconoce la preexistencia indígena en este territorio”, añadió la referente y continuó: “Reconoce que aún estamos acá, que nuestra sangre y nuestra memoria vive”.

Por su parte, Reinaldo Roa, del Consejo de Ancianos, expresó: “Hay que luchar, hermanos, por la vida. Nosotros no estamos en contra de nadie, estamos a favor de la vida”.

Mientras que a su turno, Santiago Chara, también del Consejo de Ancianos, manifestó: “Gracias a todos. Ahora nos vamos a sentir más enteros, porque nos faltaba una parte”.

Luego de la ceremonia, la presidenta del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), Magdalena Odarda, la calificó como “un gran momento” y destacó: “Es la mayor restitución que se ha hecho en la provincia de Buenos Aires y está en el marco que ha dado el Presidente de la Nación (Alberto Fernández) en la apertura de sesiones ordinarias del Congreso: la reparación histórica”.

“Este paso que se ha dado aquí va a ser visto y va a ser imitado ojalá por muchas comunidades. Los restos humanos que se encuentran en museos o en colecciones privadas y públicas tienen que descansar en paz en sus territorios”, agregó la funcionaria en declaraciones al Periódico Renacer.

Por su parte, el subsecretario provincial de Derechos Humanos, Matías Moreno, recordó que se vivieron “muchas matanzas y genocidios” y “por eso es importante en la reparación histórica un Estado presente”. En este sentido, subrayó que “es muy importante que en términos ejecutivos se haya trabajado con el Municipio, la Provincia y la Nación” y manifestó la voluntad de seguir dando respuestas a las demandas de los pueblos originarios.

En tanto, el responsable del Consejo Provincial de Asuntos Indígenas (CPAI), Nehuén Sosa, dijo: “Esta restitución tiene que ser un faro para las otras comunidades”.

Mientras que la diputada provincial y exconcejala de Tigre, Roxana López, declaró: “El Estado tiene que saldar la deuda histórica con los pueblos originarios y el gobierno de Axel Kicillof demostró que tiene ese compromiso”.

“Vamos a seguir trabajando junto a la Subsecretaría de Derechos Humanos provincial para acompañar a las comunidades indígenas en sus propuestas y actividades”, agregó la legisladora del Frente de Todos.

También presente en el encuentro, el defensor del pueblo provincial, Guido Lorenzino, expresó: “Vivirlo fue muy emocionante. Nos parece tan importante que decidimos declararlo de interés institucional. ¡Felicitaciones a la comunidad!”.

La jornada histórica finalizó con el regreso de los restos óseos a Tigre, donde el intendente Julio Zamora firmó con los miembros de Punta Querandí un acuerdo de guarda temporal hasta que se lleven a cabo sus reentierros definitivos. En este marco, el jefe comunal dijo: “Es un acto reparador y un hito muy importante”, al tiempo que destacó otro triunfo reciente de la comunidad local: el reconocimiento de la propiedad comunitaria de su predio situado en la confluencia del Arroyo Garín y el Cana Villanueva.

¡Mirá la galería fotográfica en Instagram!