A diario transitamos por lugares donde, aunque puedan pasar inadvertidos para muchos, ocurrieron hechos significativos de nuestra historia reciente. Con el objetivo de visibilizar los acontecimientos trágicos relacionados con el terrorismo de Estado ocurridos en el distrito en los años 70 y 80, la Comisión de Derechos Humanos Pancho Soares está impulsando un proyecto educativo apuntado a acercar a estudiantes y docentes a los sitios de memoria locales.

La prueba piloto de esta iniciativa, denominada «Circuitos de la Memoria», se llevó a cabo el 28 de agosto pasado. En esa oportunidad, alumnos y profesoras de la Secundaria 6 de Don Torcuato recorrieron con la guía de Marcelo Magne, Alfredo More y Bruno Jelencovich distintos espacios significativos situados en Tigre Centro.

El trayecto se inició a la mañana en el Mural de la Memoria ubicado en la Plaza Canal, continuó en la Plaza de las Américas y la entrada de Astilleros Astarsa, siguió en la Técnica 5 y la Comisaría Primera, y culminó pasado el mediodía en la Parroquia Nuestra Señora de Carupá.

En el último destino, los presentes rescataron la figura del padre Francisco «Pancho» Soares, quien fue asesinado en febrero de 1976, y reflexionaron sobre el pasado del país, mientras compartían un refrigerio.

«Esta primera experiencia dejó muy conformes a los alumnos y los docentes. Cuando terminamos en la parroquia de Carupá, todos manifestaron que estaban más movilizados de como habían llegado», explicó Magne en diálogo con TaD.

Sobre los primeros pasos de este proyecto, el integrante de la Comisión Pancho Soares explicó: «Hicimos un relevamiento de los sitios de todo el distrito, la mayoría señalizados, baldosas, esculturas, donde hubo hechos o acontecimientos que tienen que ver con la historia reciente, la violación de los derechos humanos, la lucha de los sectores populares».

Así surgió la iniciativa que propone que estudiantes y docentes, tanto de escuelas estatales como de privadas, puedan interiorizarse sobre las situaciones vividas en el distrito, «siempre con la idea de preservar la memoria», remarcó Magne.

Con el objetivo de lograr el respaldo municipal necesario para desarrollar el programa educativo, en el transcurso de este mes la comisión presentará un proyecto de ordenanza en el Concejo Deliberante.

«El apoyo del Municipio es importante para poder trasladar a los jóvenes a los sitios ubicados en distintos puntos del distrito, como la fábrica Ford o los lugares del Delta, como la casa de Haroldo Conti o la que alquilaba frecuentemente Rodolfo Walsh», detalló Magne.

«Nosotros, desde la comisión consideramos, con mucha humildad, que la propuesta de los ‘Circuitos de la Memoria’ constituye un aporte fundamental para la formación de nuestros jóvenes y una contribución a la lucha por ‘Memoria, Verdad y Justicia’ con la que estamos profundamente comprometidos», concluyeron desde la organización local.