El Instituto Municipal de Alimentación Saludable y Nutrición (IMASN) promueve la «pausa activa», una iniciativa tendiente a hacer una breve interrupción durante la jornada de trabajo para realizar una serie de técnicas y ejercicios, con el objetivo de mejorar la calidad de vida. Con esta propuesta, la directora ejecutiva del organismo, Gisela Zamora, y miembros de su equipo recorrieron el Palacio Municipal.

«Esta iniciativa es una forma más de llevar adelante una vida sana», explicó Gisela y detalló: «Aquellos que pasan muchas horas diarias frente a una computadora o realizando tareas físicas, necesitan distenderse. Por eso, promovemos con la ‘pausa activa’ un recreo saludable, que a través de ejercicios y técnicas simples, uno pueda relajarse por un momento y la jornada laboral se desarrolle de una forma agradable».

El programa busca que el trabajador pueda hacer una pausa de entre 10 y 15 minutos diarios durante la jornada para realizar diferentes técnicas y ejercicios que ayudan a reducir la fatiga laboral, evitar el estrés y prevenir los trastornos osteomusculares.