Compartir en:

En el Fórum Cultural de Benavídez, el intendente Julio Zamora mantuvo un encuentro con comerciantes locales para dialogar sobre el proyecto municipal de reordenamiento vial. El plan contempla el cambio de sentido de calles para agilizar el tránsito y fortalecer la seguridad peatonal.

“Este intercambio se debe al crecimiento que ha tenido Benavídez en muy poco tiempo, especialmente el centro comercial. Es necesario realizar una planificación vial, que permita un tránsito más fluido y que aporte vitalidad a los comercios”, explicó el jefe comunal.

La modificación en el sentido de las calles estará supervisado por inspectores de tránsito y será efectuado por etapas para no entorpecer la circulación en la zona.

“La idea es darle mayor fluidez al tránsito, y que se puedan aprovechar los sectores de estacionamiento. Estas medidas suelen tomarse en grandes ciudades con el fin de evitar embotellamientos”, señaló el director general de Tránsito y Transporte, Cristian Lisera.

Durante la reunión, los vecinos brindaron su opinión sobre el funcionamiento del tránsito y acercaron inquietudes sobre las necesidades en materia de servicios públicos.

Uno de los comerciantes presentes, Esteban Kippes, aseguró: “Es un plan muy ambicioso y necesario. Felicito a las autoridades municipales por implementarlo”. Mientras que el vecino José Eschevo destacó: “Fuimos escuchados por el intendente, en nuestros reclamos y necesidades de todos los días. Estamos muy agradecidos”.