punta1

Por tercera vez en media década de resistencia, el Movimiento en Defensa de la Pacha (MDP) presentó en el Concejo Deliberante un proyecto para que se reconozca la importancia cultural de Punta Querandí, el sitio ubicado en el paraje rural Punta Canal, en la localidad Dique Luján, que se encuentra amenazado por el avance de los barrios privados en la zona.

Este nuevo intento surge tras el logro que significó para el colectivo integrado por integrantes de pueblos originarios, vecinos, docentes y ambientalistas la declaración como sitio de la memoria a la intersección de la calle Brasil y el Canal Villanueva, donde se encuentra el campamento en defensa de Punta Querandí y fue encontrada sin vida en 1982 la militante socialista Ana María Martinez, quien fue secuestrada durante la dictadura.

La presentación para declarar el predio de media hectárea de interés cultural fue realizada el martes 7 por mesa de entradas del HCD. Ese día, una delegación del MDP fue recibida por los concejales del Frente para la Victoria, quienes anunciaron su respaldo a la iniciativa.

En tanto, en la sesión legislativa efectuada el martes 14, el proyecto ingresó formalmente y fue dirigido a las comisiones de «Legislación, interpretación y reglamento» y «Educación y cultura». Y la presidenta del cuerpo, Alejandra Nardi, del Frente Renovador, se reunió con sus impulsores.

La iniciativa propone que el Concejo Deliberante solicite al departamento ejecutivo que sea declarado de interés cultural «el sitio sagrado, arqueológico y educativo denominado Punta Querandí, preservado por el Movimiento en Defensa de la Pacha».

El escrito precisa que el territorio posee un importante valor cultural, histórico, espiritual y ambiental, y que el MDP es una organización formada por indígenas de distintos pueblos originarios (kollas, quechuas, aymaras, guaraní, toba-qom, wichí) que organiza actividades culturales en el predio.

Además, describe que «estas tierras planeaban ser destruidas por un negocio inmobiliario y debido a las acciones llevadas a cabo por el MDP pudo ser preservado». Y alerta que «la falta de intervención de las autoridades correspondientes a lo largo de los años fue deteriorando la costa y el sitio arqueológico, arrojando a la orilla una cantidad numerosa de restos».

La protección de Punta Querandí «va a beneficiar al conjunto de la población y dignificaría al Municipio de Tigre por convertirse en el primer distrito del Conurbano en proteger y promover un sitio sagrado ancestral», señala el proyecto presentado.

Además, resalta que «la reivindicación y promoción de este tipo de espacios contribuye a fortalecer la autoestima y la identidad de miles de vecinos de Tigre de raíces indígenas». En ese sentido, destaca que «Punta Querandí incentivó a que muchos vecinos de Tigre y otros partidos del Conurbano se acerquen a su identidad indígena, contribuyendo de esa manera a luchar contra la discriminación».