Este mediodía, el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad el proyecto de ordenanza que autoriza el ingreso de la línea de colectivos 723 a Nordelta. A partir de la iniciativa original, los concejales consensuaron establecer un lapso de 60 días (prorrogables a 30 días más) para que el departamento ejecutivo implemente la puesta en marcha del servicio de transporte público dentro del complejo de countries.

La norma fue respaldada por los miembros de todas las bancadas: Frente Renovador, Unidad Ciudadana y Cambiemos. Al respecto, la titular del HCD, Alejandra Nardi, expresó: «Agradezco el trabajo intenso que hicieron los presidentes de cada bloque y los concejales para tratar este proyecto. Pensamos en el bienestar de los vecinos y por eso llegamos a un acuerdo para aprobarlo por unanimidad. El Concejo Deliberante estará siempre abierto para escuchar a la comunidad».

La iniciativa fue presentada por el gobierno municipal tras la repercusión que tomaron las denuncias de discriminación de empleadas domésticas que trabajan en Nordelta, quienes relataron que frecuentemente les impiden abordar las combis que operan en la megaurbanización.

Esta mañana, el recinto del deliberativo local estuvo colmado. Entre los presentes se encontraba un importante número de vecinos de Nordelta, con carteles en los que dejaban en claro su oposición a la circulación de colectivos. Muchos de ellos, cuando se aprobó el proyecto, se retiraron insultando a los concejales.

Por su parte, el intendente Julio Zamora celebró a través de su cuenta en Twitter: «¡El transporte público llega a Nordelta! La ordenanza que enviamos desde el ejecutivo municipal para que el colectivo ingrese a la troncal de los barrios fue aprobada. Gracias a los concejales que apoyaron la propuesta».

«Nuestra prioridad es el bien común. Este proyecto se aprueba gracias al arduo trabajo realizado desde el Municipio y el HCD para escuchar todas las partes involucradas, por el bien de los vecinos de todo Tigre», agregó el jefe comunal.

Algunos nordelteños presentes esta mañana en el Palacio Legislativo adelantaron que ya tienen preparadas presentaciones judiciales para trabar la aplicación de la norma que habilita el funcionamiento del servicio de colectivos en el complejo de barrios privados.