Compartir en:

En el marco de la sudestada, el Comando de Operaciones de Emergencias Municipales (COEM) puso en marcha anoche un operativo preventivo al que estuvo afectado personal de Defensa Civil, Servicios Públicos y otras áreas afines. Según se informó, la situación permaneció bajo control durante toda la madrugada y no se registraron evacuados.

Este procedimiento se puso en marcha tras el alerta emitido por el Servicio de Hidrografía Naval que pronosticó para la madrugada una crecida del río de 3,40 metros. Sin embargo, finalmente el pico máximo fue de 2,95 metros.

“Afortunadamente no tuvimos vecinos evacuados. El intendente Julio Zamora nos pidió poner en funcionamiento el COEM para trabajar en la prevención. La red desplegada dio un resultado positivo y solo tuvimos que cortar el tránsito en las zonas anegadas, para mantener la seguridad”, destacó el secretario de Protección Ciudadana, Eduardo Feijoo.

El Municipio instaló una posta en la zona estratégica del Puente Sacriste. Desde allí se monitoreó las localidades de Tigre Centro, Rincón de Milberg y Dique Luján.