Después de la suspensión programada del servicio durante el fin de semana largo, para ultimar detalles, hoy fueron habilitaros los andenes provisorios del ramal ferroviario Belgrano Norte, que se utilizarán hasta el segundo semestre del año próximo, cuando se estima que estarán finalizadas las remodelaciones de las estaciones. Pero el estreno estuvo lejos de ser el mejor.

Es que a través de las redes sociales los usuarios denunciaron el estado endeble de estas estructuras -algunas sostenidas de manera muy precaria con tacos de madera- desde el inicio de la jornada y, finalmente, la empresa concesionaria Ferrovías tuvo que cancelar el servicio, que se venía prestando con muchos retrasos, cuando cedió un andén en la estación de Boulogne.

“En el marco del proyecto de renovación integral de todas las estaciones de la Línea Belgrano Norte, hoy a las 8 se detectó una falla puntual de una soldadura en un nudo de la estructura metálica del andén provisorio de la Estación Boulogne que provocó que un sector del andén cediera parcialmente”, fue la explicación dada oficialmente por la operadora a través de un comunicado.

“A raíz de lo ocurrido en Boulogne, y como medida preventiva, Trenes Argentinos -encargada de la renovación de andenes- dispuso una inspección extraordinaria de todas las estaciones, adelantándose a las ya programadas. Hasta tanto se concluyan las tareas de inspección, Ferrovías -concesionaria del servicio de transporte- dispuso la interrupción de los servicios entre Retiro y Villa Rosa”, agregó la firma en el escrito.

Sin embargo, a través de otro comunicado, la Unión Ferroviaria -el sindicato que nuclea al prsonal de la concesionaria- denunció que estas “endebles construcciones” ponen en riesgo tanto a los pasajeros como a los trabajadores, quienes además se ven expuestos a “agresiones verbales” de los usuarios por el estado en que se brinda el servicio.

Además, el gremio denunció “la existencia de obras inconclusas en algunas estaciones” y que una formación colisionó contra un andén en la estación de Villa Adelina.

A raíz de esta situación, el servicio estará cancelado hasta el próximo viernes, por lo que operarán, de manera paliativa, colectivos gratuitos que partirán de las estaciones Del Viso, Pablo Nogués, Don Torcuato y Boulogne con destino final a la estación Aristóbulo del Valle, entre las 5 y las 22.30.

Cabe remarcar que la cancelación intempestiva del servicio agudizó las protestas de los usuarios, muchos de los cuales quedaron varados. Y en el marco del malestar generado, esta tarde se registraron incidentes en la estación de Grand Boug, donde fueron quemados los andenes provisorios.