El futuro del Parque de la Costa, una de las principales atracciones turísticas de Tigre, que funciona desde 1997 y emplea a unas 500 personas, es cada día más incierto. Es que su firma propietaria, Sociedad Comercial del Plata, que ya hace 15 días ofreció el retiro voluntario al 20% del personal, lo extendería al resto en los próximos días.

El establecimiento emplazado en 14 hectáreas se encuentra cerrado, como consecuencia de la pandemia, desde marzo último y es muy posible que no reabra nunca más. En este contexto, circulan rumores sobre proyectos inmobiliarios interesados en el predio situado sobre el Río Luján, en los que estaría vinculada la propia empresa que administra el parque de diversiones.

Por otra parte, además de los retiros voluntarios, la firma implementa reducciones salariales a los empleados, a pesar de que el 50 por ciento de los sueldos está siendo cubierto por el aporte estatal proveniente del programa ATP.

Ayer, representantes de los trabajadores afectados mantuvieron un encuentro con autoridades del Ministerio de Trabajo provincial en la sede de Tigre. También participaron vía Zoom abogados en representación de la empresa, quienes no ofrecieron ninguna solución al conflicto laboral.