La capacidad hotelera se vio colmada en los últimos días por la realización del Ironman 70.3, uno de los triatlones más exigentes del planeta. Según precisó la Agencia de Desarrollo Turístico, el alojamiento estuvo ocupado en un cien por ciento en la zona continental de Tigre y tuvo altos índices en área isleña.

Además, el organismo estimó un ingreso de más de 25 millones de pesos adicionales al distrito gracias a la competencia internacional, con los rubros hotelería y gastronomía como los más beneficiados.

«Estamos felices por el impacto económico que producen encuentros de este estilo en nuestra comunidad. Es una alegría por partida doble, tanto porque volvimos a ser sede de un evento de renombre mundial, como así también por los recursos que genera para el Municipio. Esto significa más trabajo para nuestros vecinos y prosperidad para la comunidad», destacó el intendente Julio Zamora.