El gobernador Axel Kicillof firmó hoy el decreto que declara el estado de emergencia sanitaria a nivel provincial por el término de 180 días, con el objetivo de contener la propagación del virus COVID-19, conocido como coronavirus. En este marco, el Ministerio de Salud podrá instrumentar las medidas necesarias para actuar de manera eficiente y contribuir a la prevención.

La resolución establece la suspensión de todo evento cultural, artístico, recreativo, deportivo y social de participación masiva por el plazo de 15 días. Solamente se realizarán, sin público, las actividades que no se puedan reprogramar. También se contempla el cierre de museos, centros culturales y otros espacios artísticos y recreativos.

Por otro lado, la norma instruye la aplicación de medidas para prevenir la propagación del virus en las escuelas, que serán determinadas por la Dirección General de Cultura y Educación. También que se contemplen las acciones necesarias para evitar el contagio en las cárceles.

Finalmente, el decreto faculta a todas las dependencias públicas provinciales «a establecer modalidades de trabajo flexibles para responder a esta contingencia». Esta disposición se suma al decreto 127/2020 que estableció una licencia de carácter excepcional para las y los trabajadores que ingresaron a la Argentina desde países con casos confirmados de coronavirus.

De esta manera, la administración provincial «continúa instrumentando las medidas necesarias para interrumpir el contagio de esta enfermedad, en coordinación con el gobierno nacional y los municipios», explicaron. Y remarcaron que «se encuentra además disponible el número 148 que atiende las 24 horas a todas aquellas personas» que presenten síntomas de la enfermedad o tengan dudas.