Compartir en:

Tras mantener una reunión con representantes del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) para analizar el conflicto que atraviesa el transporte fluvial del Delta, el intendente Julio Zamora cuestionó “la desidia de los gobiernos provincial y nacional”.

Durante el encuentro, realizado en el Palacio Municipal, el jefe comunal se interiorizó sobre los reclamos de los trabajadores, quienes piden mejoras salariales y laborales, y apoyó su lucha.

“Quitar el subsidio que reciben todas las empresas de transporte público es una decisión insensible de la gobernadora (María Eugenia) Vidal y el presidente (Mauricio) Macri. Ellos son los principales responsables de las consecuencias negativas que traerán a la comunidad educativa y los vecinos del Delta”, agregó el mandatario.

Zamora también se refirió a la necesidad de elaborar un plan de contingencia en caso de que el SOMU realice un nuevo paro de actividades al finalizar la conciliación obligatoria dispuesta por la Secretaría de Trabajo nacional.