Compartir en:

En la primera reunión paritaria del año, el gobierno provincial ofreció un aumento salarial para los docentes del 15% en tres partes y sin cláusula gatillo. Los sindicatos ya rechazaron la propuesta y pidieron otra reunión “urgente” para seguir negociando, ya que solo restan 20 días para el inicio de las clases.

Al desestimar la oferta, la titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, explicó que las consultoras estiman en “más de un 20% la inflación” para 2018 y pidió la pronta convocatoria a otra reunión “con una propuesta mejorada”.

“Discutir nuestro salario lleva tiempo porque es muy complejo, pero estamos a escasos días del comienzo del ciclo lectivo en esta situación. El gobierno quedó comprometido a hacer una nueva convocatoria, no hay fecha pero la solicitamos con carácter urgente porque los tiempos apremian”, indicó la dirigente.

Petrocini realizó estas declaraciones al retirarse de la reunión realizada con funcionarios de la gestión de María Eugenia Vidal en el Ministerio de Trabajo provincial, en la ciudad de La Plata, que fue encabezada por el titular de esa cartera, Marcelo Villegas.

El ofrecimiento salarial fue del 15% en tres tramos comenzando desde la liquidación del primer cuatrimestre, sin cláusula gatillo, mientras que en la previa los sindicatos habían reclamado un piso del 20%, con un compromiso de actualización automática atado a la inflación.

La administración de Vidal también propuso un reconocimiento extraordinario por única vez de 4.500 pesos para los docentes titulares que no faltaron durante el ciclo lectivo 2017. Esta propuesta fue recibida con malestar por los gremios.