El transporte fluvial en el Delta continúa paralizado. Por tercer día consecutivo, los trabajadores de las lanchas colectivas mantienen el paro en reclamo del pago de los haberes atrasados y un bono acordado. Una vez más, las empresas del sector están en la mira. Además, en medio del conflicto, el gobierno provincial salió a aclarar que no tiene deudas con estas firmas prestatarias por el servicio de transporte escolar.

La medida de fuerza por tiempo indeterminado fue convocada por el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) y el Centro de Patrones y Oficiales de Pesca y Cabotaje Marítimo. Más allá de la justicia de esta acción de protesta, las consecuencias directas son que los isleños estén aislados y sin clases, entre otras complicaciones.

Hoy, la Subsecretaría de Transporte y el Ministerio de Educación provinciales aclararon «que no se registran pagos adeudados con las empresas prestatarias», a través de un comunicado.

Además, estas carteras informaron que están «trabajando por estas horas de manera coordinada» con el Ministerio de Trabajo y el intendente Julio Zamora «para poder arribar a una pronta solución del conflicto que afecta a los vecinos isleños y usuarios del servicio de transporte fluvial».

En este marco, la organización Unidad Isleña convocó a los vecinos del Delta que puedan trasladarse por sus propios medios a manifestarse durante esta mañana en la Estación Fluvial para exigir que se resuelva el diferendo y se restablezca el servicio de las lanchas colectivas.