El transporte fluvial en el Delta está paralizado por el paro de los trabajadores de las lanchas colectivas, quienes reclaman el pago de los sueldos de febrero y un bono acordado con los empresarios.

La medida de fuerza por tiempo indeterminado fue convocada por el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) y el Centro de Patrones y Oficiales de Pesca y Cabotaje Marítimo.