obras1

En un marco de reclamos crecientes de organizaciones ambientales y sociales relacionados con la preservación de los humedales, la jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, dispuso la clausura preventiva del emprendimiento inmobiliario Venice, que se desarrolla en el expredio de Astilleros Astarsa, en Tigre Centro; y frenó transitoriamente el proyecto Remeros Beach, que se anunciaba para la zona del Camino de los Remeros, en Rincón de Milberg.

Pero la decisión de la magistrada es aún más amplía: ordena a las municipalidades que abarcan la planicie de inundación del Río Luján y el Delta y al Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) que se abstengan de autorizar nuevos emprendimientos o ampliaciones en los existentes.

De esta manera, no se pueden realizar endicamientos, embalses, dragados, refulados, excavaciones, lagunas, derivaciones de cursos de agua y modificaciones de costas, entre otras tareas, en la extensa zona que abarca los distritos de Tigre, San Fernando, San Isidro, Vicente López, Luján, Exaltación de la Cruz, Campana, San Andrés de Giles, General Rodríguez, Mercedes, Suipacha, Pilar, Escobar, Moreno José C. Paz y San Antonio de Areco.

En su determinación, Arroyo Salgado solicita al OPDS que use su «poder de polícia» para garantizar que se respete la disposición judicial que paraliza las obras en los countries de la región.

Nota relacionada: Se realizó la audiencia pública por el impacto ambiental que genera Remeros Beach