La gobernadora María Eugenia Vidal destacó hoy que en su primer año de gestión se hizo «posible lo imposible». Además, la mandataria aseguró que «un año atrás la Provincia no podía pagar aguinaldo y sueldos».

En una suerte de balance, al tomar la palabra en la reunión de presidentes de distrito del PRO que tuvo lugar en Pinamar, Vidal también valoró la conquista del boleto estudiantil que «se peleó durante cuarenta años».

«Recordando hace un año atrás, cuando ganamos, pienso en que hicimos posible lo imposible. Este año también pienso en que hace un año atrás la Provincia no podía pagar aguinaldo y sueldos, y esta semana anunciamos un acuerdo paritario completo para el 2017», destacó la gobernadora.

«Creo que empezamos a hacer posible lo imposible, lo único que no podemos hacer es perder la convicción, no podemos bajar los brazos», arengó una de la líderes políticas del macrismo.

Por su parte, el intendente de Vicente López, Jorge Macri, sostuvo que «es un orgullo la gobernadora». Y remarcó que «tuvo la capacidad de poner en marcha la obra pública» y que «se paró frente a las mafias».

El primo del presidente Mauricio Macri, quien suena como posible candidato de Cambiemos el próximo año en la provincia de Buenos Aires, evaluó como positivo el hecho de que haya sido posible conseguir una articulación entre los gobiernos nacional, provincial y municipales.

«El hecho de estar trabajando en equipo el gobierno nacional junto a la Provincia y los intendentes es muy importante. Venimos de más de 20 años en los que los gobernadores y los presidentes se han peleado, siempre las víctimas y los que hemos pagado los platos rotos éramos los bonaerenses», agregó el jefe comunal.

De la cumbre partidaria participaron, además de Vidal y Jorge Macri, el presidente del Consejo Nacional del PRO, Humberto Schiavoni; el legislador porteño Francisco Quintana; la secretaria general del PRO, Ana Laura Martínez; el secretario de Derechos Humanos de la Nacion, Claudio Avruj; y el intendente de Pinamar, Martín Yeza; entre otros.