lentes1

En la escuela 32 de Bancalari, en Don Torcuato, se llevó a cabo una nueva entrega de anteojos, en el marco del programa denominado “Para verte mejor”, que impulsa el Municipio con el apoyo de clubes Rotary y Leones y empresas.

“Hoy estamos ratificando un programa que es política de Estado para el Municipio, junto con organizaciones y empresas comprometidas con la comunidad. Trabajamos juntos para beneficiar a los más jóvenes, para que tengan una mejor calidad de vida. Hoy se entregan más de 300 anteojos para chicos con dificultades visuales de 1° a 6° grado”, destacó el jefe comunal Julio Zamora.

“Para nosotros continuar con este programa significa que estamos haciendo las cosas bien en cuanto a la prevención en materia de salud, y en darle igualdad de oportunidades a los chicos a la hora de estudiar”, agregó el intendente, quien concluyó: “Nuestra intención es lograr que quien padezca una dificultad visual tenga lo que necesita para educarse en las mejores condiciones, ese es nuestro compromiso”.

Al respecto, la subsecretaria de Política Sanitaria, Inés Pertino, dijo: “Estamos felices porque este es un programa que tiene una continuidad desde el año 2008. Con estas acciones estamos ayudando a los padres que tal vez no tienen tiempo de llevar a sus hijos al oftalmólogo o quizas por problemas laborales no pueden acercarse a un hospital especializado, por eso consideramos que está muy bien tener la posibilidad de que un profesional vea a los chicos de todas las escuelas, de todos los grados de la educación primaria, y pretendemos que este programa sea para siempre”.

Por su parte, la directora de la escuela 32, Mirta Montervino, manifestó: “Nos da mucha alegría que cada chico pueda tener sus lentes porque sabemos que el no ver bien dificulta el aprendizaje, es por eso que este programa es importantísimo”.

“Para verte mejor” nació en 2008 como una iniciativa conjunta entre la Secretaría de Política Sanitaria y Desarrollo Humano, las empresas Essilor Argentina, Volkswagen y Óptica Visión, y clubes Rotary y Leones de varias localidades. Su misión es revisar a chicos de 1° y 6° grados de las escuelas públicas locales.