El dirigente del Frente Renovador y exministro de Desarrollo Social nacional, Daniel Arroyo, presentó su libro «Las 4 Argentinas y la grieta social», durante un acto en el que estuvo acompañado por Malena Galmarini y monseñor Jorge Casaretto. En ese marco, sostuvo: «El problema social en nuestro país no se centra en las políticas de asistencia, sino en la estructura económica nacional».

«Cada gobierno, desde 1983 hasta acá, encaró distintas medidas y amplió la cobertura social; sin embargo, la problemática ha empeorado: tenemos más de un 30 por ciento de pobreza, un 35 por ciento de informalidad laboral y 1.5 millones de jóvenes que no estudian ni trabajan. Hay un agotamiento del modelo; si seguimos haciendo lo mismo, la ayuda va a llegar a algunos, pero el problema de base se va a acrecentar», aseguró el especialista.

Arroyo -cuyo libro fue prologado por Sergio Massa- explicó que «en Argentina la grieta es social, no política. Hay cuatro argentinas: la de los pobres, que no tienen lo mínimo y tienen planes sociales; la vulnerable, que vive de changas; la de clase media y la de clase alta. Y debe ser prioridad generar medidas para tener un país más integrado, más desarrollado, más unido».

«Es urgente declarar la emergencia alimentaria, realizar mucha obra de infraestructura pequeña para generar trabajo, definir y cuidar las cadenas productivas y, a mediano plazo, encarar políticas que den vuelta el tema del crédito porque todo el mundo está sobreendeudado», definió el dirigente.

Por su parte, Malena subrayó la importancia del libro como guía de acción y remarcó que «hay que promover el diálogo y buscar consensos para trabajar por los que más sufren la desigualdad, que son los más vulnerables y los que no tienen nada y, entre ellos, especialmente las mujeres». Y concluyó: «Nuestro desafío es avanzar hacia una sociedad más justa, en la que haya paridad».

En tanto, Casaretto destacó «la dimensión humana» del libro de Arroyo, al que calificó como «una suerte de vademecum sobre lo que es imprescindible hacer en materia social». A la vez, el obispo emérito de San Isidro celebró «la apelación a la familia y a los líderes barriales. Es imposible encarar el tema social sin esos dos actores».

Durante la presentación estuvieron presentes diputados nacionales, intendentes, gremialistas y referentes del Frente Renovador.